Oratoria: El Cuerpo de tu Discurso

“En el Medio: el Cuerpo de la Charla, el Jamón del Sandwich”

Entre la introducción y la conclusión de tu charla, dos momentos culminantes, se encuentra otra parte no menos importante que las anteriores dentro de la estructura discursiva.  Estoy hablando del cuerpo o medio de la disertación, lo que muchos consideran la presentación en sí misma.  Un orador con experiencia trata tres (o cuatro a lo sumo) puntos o ideas principales relacionadas con el tema central de la charla.  Cada uno de esos puntos es un minidiscurso dentro de tu charla y se une al punto siguiente a través de los llamados conectores.

En los cursos presenciales o a distancia hablamos más  en detalle sobre este tema.   También encontrarás información ampliada en uno de los capítulos del libro Curso de Oratoria Práctica Aplicada que puedes adquirir en esta misma página.

Nos vemos pronto.

 

Oratoria: La Conclusión de tu Charla

El Final de tu Discurso, Momento de dejar tu Mensaje

Es muy común asistir a charlas o exposiciones que finalizan dejando al público en un estado de confusión total sin siquiera saber lo que ha escuchado.  Eso ocurre porque los oradores inexpertos NO saben que la CONCLUSIÓN es otro de los momentos culminantes en el cual debe fijarse el MENSAJE que resume lo dicho y llama a la ACCIÓN.

Piensa siempre CÓMO quieres finalizar tu presentación y QUÉ mensaje le vas a dejar a tu público.  No olvides que el asistente siempre está en la frecuencia QHPM y se pregunta en todo momento ¿”Qué Hay para Mí”?

Hasta la próxima.