Oratoria: Evitar Errores. La Marca de un Buen Maestro 1


¿Qué Errores Cometen los Malos Oradores?

GRANDES MAESTROS, GRANDES RESULTADOS. Quiero que estés atento a los  errores más comunes que cometen los “quieroserorador”. Ellos son aquellas personas que creen que un poco de facilidad de palabra les abre todas las puertas del éxito.  Error!!!  Creen saberlo todo y manifiestan  que no es necesario prepararse para dominar el arte de la palabra. Muchos cometen esos errores por ser novatos, otros porque no se capacitan, o porque ignoran los secretos, las reglas básicas y actúan siempre como aprendices. No los cometas vos y, en este blog, enterate de los tres primeros pecados capitales del mal orador y las técnicas para evitarlos. Esto me lo enseñó uno de mis mentores en los Estados Unidos, Craig Valentine, Campeón Mundial de Oratoria por Toastmasters International 1999. Un genio cuando de enseñar y agradar a la audiencia se trata.  Éstos son:

1.- No dominan la esencia del arte de hablar en público, esto es sostener tus puntos a través de historias. Saber contar historias y atar tu contenido a ellas evita dejar cabos sueltos en tus presentaciones, lo que impide a tu público recordar los puntos tratados durante la charla.  En todo el mundo los grandes oradores sostienen sus argumentos a través de historias.  ¿Por qué no probás esta técnica a partir de hoy?  Quiero que veas el video adjunto y que compruebes por vos mismo cómo los oradores que saben contar historias pueden mantener en vilo a su audiencia y a la vez dejar en mensaje que puede cmbiar la vida o forma de pensar de los oyentes.  Me encantaría recibir tus comentarios o sugerencias al respecto.

2.- No venden. Toda charla, presentación, exposición es una venta. Aun las eulogías (discursos fúnebres) nos están vendiendo las cualidades del amigo que estamos despidiendo. En cada disertación estamos vendiendo una idea, un producto, un servicio. O también nuestra empresa, nuestra historia o la de cualquier otra persona. Podrás estar pensando: -“Pero, Ricky, mis charlas son informativas, yo no vendo”. Cuando le consulté eso a Craig, me dijo: -“Bien, ¿querés que la gente escuche tu presentación? Entonces debés venderles en primer lugar el por qué ellos deben escuchar tu charla. Como podés ver, toda charla es una charla de ventas. Aprendé a vender a través de tus charlas.  seducí a tu audiencia y “comprarán” tu mensaje.

3.- Se agrandan y se muestran como superhombres. Valentine nos dice siempre que cuando “más te agrandás a vos mismo más empequeñecés a tu audiencia”. Muchos oradores, con la concepción errónea superman-clip-art-superman-clip-art-9de que están creando credibilidad, comienzan autoelogiándose y mostrando (o enrostrando) a su público sobre todos sus logros, laureles y premios obtenidos. Esa actitud produce el efecto contrario, es decir que el público piensa dos cosas sobre eso; en primer lugar que sos un egocéntrico megalómano o bien que sos un ser “especial”. La gente quiere que seas como ellos, no especial. Siempre debemos ser GCU (gente como uno).   Jamás debes ser el héroe de tu propia historia.  No lo olvides.

Te propongo observar atentamente a otros disertantes para ver si cometen algunos de estos errores.   Hasta nuestro próximo blog.  Ricky Funes.

Autor: Ricky Funes

Coach Internacional en Oratoria