CAPÍTULO I ORATORIA PRÁCTICA APLICADA

 PRIMER CAPÍTULO GRATIS PARA TI

Te invito a abrir el siguiente link, lee el Capítulo I del libro ORATORIA PRÁCTICA APLICADA.

SÍ, QUIERO EL CAPÍTULO I GRATIS

Ya leí el Capítulo I, me interesa aprovechar esta OFERTA

Para adquirir el libro completo, solicítalo ya, SÍ, QUIERO EL LIBRO COMPLETO  o escribe a info@rickyfunes.com  y pide el carrito de compras.
El valor real es de u$s 27, pero para ti es de solo u$s 7 .  

Aprovecha esta OFERTA.  SÍ, QUIERO EL LIBRO COMPLETO

Gracias.  Hasta nuestro próximo POST.

Millones de Charlas por Día, Pero…

¿SON EFECTIVAS TUS PRESENTACIONES?

Jamás olvidaré cuando, como reportero radial y televisivo, me tocó cubrir el aniversario de una importante ciudad de mi provincia.  Obviamente, como en todo acto, hubo oradores.  En este caso, solo dos (gracia a Dios); el Intendente (o Alcalde en otros países) y el Gobernador.

Hacía calor.  Primero tuvo lugar un entretenido pero interminable desfile que mantuvo a la gente muy atenta y entusiasta. Y luego, como lo indica el protocolo, los discursos.  Acá hago un paréntesis para decirte que  no me canso de recordarles a mis alumnos (profesionales,  políticos, empresarios, etc.) que “MAS VALE DAR MENOS INFORMACIÓN QUE PERDURE Y NO MÁS INFORMACIÓN QUE SE PIERDA”.  Esas palabras, en buen romance, no significan otra cosa más que “cierra la boca”, “lo bueno, si breve,dos veces bueno”.  Dejarlos con ganas de más y no intoxicarlos con información,  datos y bla, bla, bla. Habla poco.  El día anterior me había cruzado con el Intendente (que había hecho el curso, pero creo que no leyó el manual).
-Hola Ricky, me dijo; te espero mañana.
Sabiendo que el año annterior había disertado durante cuarenta y cinco interminables minutos, me animé a decirle:
-Gracias.  Pero no olvides nuestro lema: “no más de cinco minutos, máximo siete”, si no querés aburrir a tu público.
-Por supuesto, dijo, y desapareció por una puerta que daba acceso a la oficina del Gobernador.

Volvamos al momento de la charla.  El maestro de ceremonias (MC) lo anuncia con bombos y platillos. El Intendente, vamos a llamarlo Pedro, no hizo caso.  No empezó mal, pero a los cinco minutos  la gente comenzó a sentir hambre y los efectos del sol sobre sus cabezas.  Calor y hambre son dos variables nefastas para todo discurso y conducen a un estado de concentración CERO.  Pedro, creyendo que era atentamente escuchado, habló durante interminables veintiocho minutos.  Los pobladores jamás sabrán lo que dijo ni lo que quiso decir. Por fin dijo la gente, sin saber que la pedadilla no había finalizado.

Acto seguido, un MC casi derretido, anunció “la frutilla del postre”: la reflexión del Gobernador.  A esta altura de los acontecimientos, la gran mayoría de los presentes estaba pensando en sabrosos bifes de chorizo, ricas empanadas y frescas copas de vino.  Un grupo de niños jugaba ruidosamente con una pelota bajo la  sombra de dos frondosos árboles.  El resto murmuraba y no veia la hora de que eso fuese sólo un mal sueño. En lugar de usar su ingenio y ver lo que ocurría a su alrededor, el Excelentísimo Gobernador no habló durante tres minutos.  Todo lo contrario.  Quiso competir con Pedro y habló durante casi treinta y dos minutos.  Sí 32.  Tres dos.

Todos los días se brindan  en el mundo millones de charlas y conferencias.  La gran mayoría tiene un común denominador:  SONINTERMINABLESYABURRIDASYDIFÍCILESDEENTENDERPORQUE ELORADORSOLOQUIERELUCIRSE.  Por supuesto que esas charlas jamás serán recordadas.

¿Querés saber por qué son aburridas, difíciles de entender y poco recordadas?

Porque NO nos enseñaron estrategias oratorias o a preparar una buena estructura discursiva.  Ni en la escuela, ni en la universidad, ni en el trabajo.  Y si lo hicieron, nos dijeron QUÉ hacer, pero no CÓMO hacerlo.  Y allí radica la diferencia.

Todos necesitamos hablar a diario.  Por eso tenemos que estar SIEMPRE  LISTOS (como los boy scouts),  preparados para dar una disertación efectiva.

Para que una presentación sea efectiva, el orador debe hablar focalizado en su público y no en sí mismo,  en la frecuencia en la que su audiencia está sintonizada: QHPM (Que Hay Para Mí), que es el clamor de cada asistente.

No lo olvides, tu próxima charla debe ser breve y en la frecuencia QHPM.

¿Son efectivas tus presentaciones?  Hasta el siguiente post.

 

 

 

 

 

 

Oratoria: Tu Cuerpo Habla 3

¿Cómo Empleas tu Lenguaje Corporal?

Existen más de seis mil lenguas en nuestro planeta. No todos las conocemos.  Pero existe una lengua que hablamos todos.  Ese lenguaje es UNIVERSAL, me estoy refiriendo al Lenguaje Corporal, la lengua del cuerpo.  El cincuenta por ciento de lo que decimos llega a través de nuestro lenguaje corporal.

Es muy fácil percibir, sin temor a equivocarnos, si la persona con la cual estamos hablando, nuestro interlocutor, tuvo un mal día o si está realmente feliz en ese momento.  Lo más interesante y curioso es que lo detectaremos sin que siquiera pronuncie una sola palabra.  Su cuerpo lo estará diciendo.

Cuando estamos frente a nuestro público, y no hace falta que sea sobre un escenario, nuestro cuerpo estará enviando el cincuenta por ciento de nuestra información.  Por eso es importante dominar y controlar nuestro lenguaje corporal.  Muchos oradores inexpertos o mediocres desestiman la importancia de la ACCIÓN a la hora de hablar en público.  El resultado de ese error será un público que se retirará de la charla sin haber comprendido el verdadero sentido de lo que quiso decir el disertante.  Eso es algo que presenciamos todos los días.

¿Cómo es tu lenguaje corporal? ¿Transmite realmente tu mensaje o expresa todo lo  contrario? ¿Coincide con lo que estás expresando?  Me gustaría que te pongas una mano en el corazón en este momento y me digas si sos conciente de lo que tu cuerpo realmente expresa cuando  hablas con la gente.

Con tu cuerpo estarás diciendo si estás cómodo y  confiado o, por el contrario, si estás ansioso, preocupado, distraído o si estás buscando dónde queda el baño.  Ese lenguaje lo estarás controlando para bien o para mal a través de:

1) contacto visual,
2) movimiento de las piernas,
3) manipular nuestro cabello u objetos,
4) golpear o tamborillear los dedos sobre la mesa,
5) brazos cruzados,
6) puños apretados,
7) dirección hacia donde apunta nuestro pecho (fuera o dentro de la conversación),
8) el apretón de manos,

Sobre estos ocho puntos podríamos escribir varios libros.  Hoy no hemos entrado en detalle. Pero cuidado, lo dicho expresa una tendencia; hay momentos en que las personas, por ejemplo, cruzan sus brazos no porque estén cerradas al diálogo, sino porque tienen frío.

De todas maneras, estemos siempre atentos al LENGUAJE CORPORAL del orador y al nuestro cuando nos estemos dirigiendo a la gente.  Aprovecha el video.

Chau.  HASTA LA PRÓXIMA.

 

 

 

 

Oratoria: Raíces Griegas y Latinas que Forman Miles de Palabras

Enriquece tu Vocabulario

Muchos hispano parlantes ignoramos que, con el conocimiento de unos pocos fonemas, podemos incrementar nuestro vocabulario en varios miles de palabras de la noche a la mañana.  Esos fonemas reciben el nombre de raíces y pueden ubicarse, antes, en medio o al final de las palabras, asignándoles un significado  diferente según el caso. Su nombre técnico es afijos.  Si se ubican antes reciben el nombre de prefijos.  En cambio, si por el contrario, aparecen al final, se denominan sufijos; en el medio, los llamamos infijos.

Hoy quiero que incursiones en el Anexo 5 : SEMÁNTICA Y ETIMOLOGÍA de mi libro Oratoria Práctica Aplicada, cuyo primer capítulo podrás adquirir GRATIS si te inscribes en la Comunidad Internacional Hablar Para Triunfar.  https://www.facebook.com/pg/RickyFunesCoachInternacionalEnOratoria/posts/

El griego y el latín son las dos grandes fuentes de nuestro idioma. El estudio profundo de las raíces que formaron el castellano incrementará notablemente nuestro vocabulario. Víctor H. Álvarez Chávez menciona, en su libro “Técnicas de la Comunicación Oral y la Persuasión, “que un importante filólogo ha demostrado cómo, con el conocimiento de treinta y cuatro elementos -raíces griegas y latinas- pueden comprenderse cien mil palabras del diccionario y catorce mil de uso cotidiano. Por ejemplo la raíz BI (que significa dos) está en noventa y ocho palabras. Veamos algunas: bizcocho (horneado dos veces), bimestre (dos meses), bisabuelo (dos veces abuelo), etc.”.
Gran cantidad de tecnicismos proceden de las lenguas clásicas por derivación: ya sea por prefijación, o bien por sufijación.
Este mismo autor nos brinda algunos ejemplos de cómo con el conocimiento de los prefijos greco-latinos podemos descubrir voces propias de la innovación tecnicista:
a, privativa: a-fónico “sin voz”; a-nemia “sin sangre”. ad, proximidad: adjuntar, “acompañar”. ana, contra: anacrónico, “contra el tiempo, que adolece de error en el tiempo”. epi, sobre: epidemia, “sobre el pueblo”, enfermedad que aflige temporalmente a una región. eti (gr.aitía) causa: etiología, “estudio de las causas de las cosas”. eu, bien: eufonía “buen sonido”. fil (gr.philos, amigo): filosofía, “amor a la sabiduría”. hemi (gr.hemi, medio): hemiplejía, “parálisis de una parte del cuerpo”. hiper, exceso: sobre, hipérbole “exageración”, hipertensión “tensión excesiva”. hipo (gr.hypo, debajo): hipotenso “que tiene reducida la tensión sanguínea”. ideo, propio ideología: “índole, temperamento”. iso, igual: isoformo “de igual forma”. log, palabra: razón, logogrifo “difícil de entender”. macr (gr. makros, grande): macrocosmos “universo”. mega (gr. megas): megalomanía “delirio de grandeza”. micr (gr. mikros, pequeño): microbús “autobús pequeño”. mio (gr. mys, músculo): mialgia “dolor muscular”. olig (gr.óligos, poco): oligarquía “gobierno de unos pocos”. pan, todo: pantomima “que lo imita todo”. pato (gr. pathos, enfermedad): patología “tratado de las enfermedades”. peri, alrededor: periscopio “aparato para mirar alrededor”; poli, mucho: poliarquía “gobierno de muchos”. sem (gr. sema, señal): semáforo “poste de señalar en el cruce de las calles”. taqui (gr. tachis, veloz): taquigrafía “escritura rápida”.
Adjuntamos a este anexo una lista con las etimologías básicas, para su detallado estudio. (Ver Libro Oratoria Práctica Aplicada).

Si practicas todas las semanas, notarás un cambio milagroso en tu vocabulario diario.  Haz la prueba y coméntanos.  Pero cuidado, no es para que hables en difícil a partir de hoy, sino para que aumentes de manera exponencial tu nivel de comprensión de textos y conocimientos.  Los grandes sabios son aquellos que hablan con mayor sencillez.

Hasta nuestro próximo encuentro.

Oratoria: Sorprendente Mensaje de una Criatura

OLLIE NO QUIERE MÁS ZOOLOGICOS

Ollie, está indignada con los zoologicos…Nunca es tan claro un mensaje cuando lo da un niño… <3Fuente: https://goo.gl/zUtQNp

Publicado por El Campito Refugio en Lunes, 20 de marzo de 2017

“Una Pequeña Oradora, Un Gran Mensaje”

Hola, quiero ser franco contigo.   Muchas veces he asistido a charlas o conferencias y me he retirado vacío porque el orador no dejó mensaje alguno a su público. ¿Te ha ocurrido eso alguna vez? A mí me ocurrió  muchas veces. Por esa razón hoy quiero compartir contigo este post.

Fíjate en el video de hoy y verás, o mejor dicho sentirás, cómo Ollie, una niña norteamericana, deja un importante mensaje para  los  adultos.  ¿Qué  te  parece?  Y lo hace casi con su media lengua, típica de toda criatura en los comienzos de la etapa oral.

Ponte una mano sobre el corazón.  ¿Cada vez que preparas tus charlas, elaboras un mensaje FUERTE dirigido a ese público en particular, principalmente a SUS necesidades?  Jamás olvides que tu público te sintoniza siempre en la frecuencia QHPM (Qué Hay Para Mí).

Dos reglas de ORO de la Oratoria que  jamás debes olvidar:  apertura impactante y cierre memorable.  Súmale a eso una estructura discursiva lógica, sólida y argumentada en el cuerpo de tu presentación, lo demás es historia; siempre serás un ganador y lograrás tus  objetivos. Compruébalo tú mismo.

Creo que merece una reflexión.  Los oradores somos factores de cambio, por ese motivo nuestros mensajes deben producir un “llamado a la acción” (call to action). ¿Qué quieres que tu público, piense, sienta y haga después de tu charla?

Tú, como adulto, emula a la niña y deja siempre un mensaje poderoso.  Pero también que sea un mensaje claro, profundo y memorable.  Recuerda que “Cuando las ideas son claras, las palabras nunca faltan”.  Quisiera reiterar que muchos  oradores culminan sus disertaciones sin dejar mensajes y sin siquiera dejar el necesario “llamado a la acción” (call to action) o, como me gusta denominarlo, TAREA PARA EL HOGAR.

 

Hasta la próxima.  Continúa practicando y notarás los cambios.

Oratoria: Tu Cuerpo Habla 2

“Palabras, Tono y mucha ACCIÓN”

El video de esta nena se ha viralizado.   Obviamente que no sabe leer ni asistió a las clases de nuestra Academia.  Lo importante del caso es que emplea los tres ingredientes de todo buen discurso: PALABRAS, TONO y ACCIÓN.
Corta el volumen y estudia su lenguaje corporal.  SIN PALABRAS.  A la hora de hablar, nosotros los adultos, también debemos emplear los tres ingredientes si queremos cumplir con nuestro objetivo.

Las palabras son el marco de lo que estamos diciendo, mientras que el tono es la música de nuestras palabras. Por eso es importante incorporar variaciones en el tono de nuestra elocución para darle riqueza a la charla. Por otra parte, el tercer  ingrediente importante  es la acción, es decir nuestro lenguaje corporal. La acción incluye nuestros gestos, la mirada, el movimiento de manos y el desplazamiento en el lugar.  Aún sin subtítulos se puede apreciar el estado de ánimo de las niñas y su disgusto frente al cautiverio de animales.

La próxima vez que tengas que hablar en publico trata de hacerlo incluyendo los tres ingredientes mencionados. No hables solamente con palabras sino también con tono y mucha ACCIÓN.

Hasta la próxima.

Oratoria: Errores del Orador II

¿Has Cometido Estos Errores Alguna Vez? 

Me gustaría saber cuáles errores has detectado en otros oradores cuando asististe últimamente a charlas o conferencias.  Es importante que aprendas a diferenciar los buenos disertantes de aquellos que solo mueven la boca y lanzan una caterva de datos e información inconexa.

Trata de evitar estos vicios cuando tengas que hacer tu próxima presentación.

Nos vemos pronto.

Oratoria: Errores del Orador I

“Nunca Cometas estos Errores al Hablar en Público”

Existe un axioma universal que reza: “Errar es Humano”.  Es cierto, toda persona que está frente a un público es un ser humano y no un robot.  Eso lo autoriza a cometer algunos yerros, pero no por eso nos podemos dar el lujo de cometer una serie de errores que son patrimonio de los oradores  novatos e inexpertos o también de aquellos que no sienten respeto por su público.  Entérate de cuáles son.

Nunca cometas estos errores al hablar en público.

Hasta la próxima.

Oratoria: El Cuerpo de tu Discurso

“En el Medio: el Cuerpo de la Charla, el Jamón del Sandwich”

Entre la introducción y la conclusión de tu charla, dos momentos culminantes, se encuentra otra parte no menos importante que las anteriores dentro de la estructura discursiva.  Estoy hablando del cuerpo o medio de la disertación, lo que muchos consideran la presentación en sí misma.  Un orador con experiencia trata tres (o cuatro a lo sumo) puntos o ideas principales relacionadas con el tema central de la charla.  Cada uno de esos puntos es un minidiscurso dentro de tu charla y se une al punto siguiente a través de los llamados conectores.

En los cursos presenciales o a distancia hablamos más  en detalle sobre este tema.   También encontrarás información ampliada en uno de los capítulos del libro Curso de Oratoria Práctica Aplicada que puedes adquirir en esta misma página.

Nos vemos pronto.

 

Oratoria: La Conclusión de tu Charla

El Final de tu Discurso, Momento de dejar tu Mensaje

Es muy común asistir a charlas o exposiciones que finalizan dejando al público en un estado de confusión total sin siquiera saber lo que ha escuchado.  Eso ocurre porque los oradores inexpertos NO saben que la CONCLUSIÓN es otro de los momentos culminantes en el cual debe fijarse el MENSAJE que resume lo dicho y llama a la ACCIÓN.

Piensa siempre CÓMO quieres finalizar tu presentación y QUÉ mensaje le vas a dejar a tu público.  No olvides que el asistente siempre está en la frecuencia QHPM y se pregunta en todo momento ¿”Qué Hay para Mí”?

Hasta la próxima.